The Witcher, Temporada 2

Esta temporada de The Witcher se presenta muy distinta a lo que vimos en la anterior.

El Destino sigue siendo el tema principal de la serie, pero su perspectiva es mucho mayor. 

Las tramas de Ciri y Geralt se unen, dejando un gran espacio para introducir una trama que se vio venir de lejos en la anterior temporada: el conflicto político y social en el Continente. La trama queda dividida en tres nuevos bloques: la relación de Geralt y Ciri, el deseo de Yennefer y el Continente.

Es una temporada muy rica para quienes hemos leído los libros y jugado a los videojuegos. Por otro lado, puede resultar confusa, densa y lenta para quienes no estén versados en las obras de Andrzej Sapkowski y los videojuegos. La acción sigue brillando en forma de momentos muy intensos.

A lo largo se mencionan lugares, personajes y hechos que no han sido presentados ni explicados hasta el momento. La trama del Continente, especialmente el conflicto racial entre humanos y elfos, cuenta con una intensidad e importancia que no se termina de contar. Apenas se usan un par de conversaciones para justificar siglos de odio y miedo. En general, la trama política del juego de poder en el Continente abarca demasiado sin explorar lo suficiente algunos orígenes.

Al mismo tiempo, la serie comienza un nuevo capítulo: la relación entre Geralt de Rivia y Ciri, y Vesemir por extensión. Esta trama es la mejor de la temporada con diferencia. Ambos personajes están unidos por el destino y tratan de encajar de la mejor forma posible. Geralt es un brujo inflexible, solitario y de costumbres. Ciri es una joven con un poder inmenso que trata de saber quién es y qué lugar ocupa en esta historia.

El fruto de todo esto es una relación de padre e hija más real de lo que cabría esperar. Tal y como lo describió Henry Cavill en una entrevista, se trata de una relación en constante “combate”. Se desarrolla un amor muy intenso y mágico entre ellos, pero al mismo tiempo son dos desconocidos que todavía no saben convivir. Y ocurre lo mismo entre estos dos personajes y Vesemir (y el resto de Kaer Morhen).

Y por último se desarrolla la trama de Yennefer, que tiene que enfrentarse a las consecuencias de sus actos durante el último episodio de la Temporada 1. Este ha sido uno de los personajes más desaprovechados. Yennefer se pasa toda la temporada de aquí para allá a modo de… penitencia por su vanidad.

La trama del Continente es la más densa y lenta, pero al mismo tiempo logra una gran evolución a lo largo de la temporada. La relación de Geralt y Ciri es lo mejor de la temporada y hubiese prescindido de algunos momentos de las otras tramas (especialmente en el lentísimo Episodio 6) para mostrar más sobre ambos. En cuando a Yennefer, creo que podría haber sido un personaje mucho más interesante.

El “Destino” como trama comienza a decaer un poco y surge algo que comienza a eclipsarlo a medida que avanzan los episodios: la familia. Los personajes van encontrando su sitio y afianzando sus lealtades. Si la Temporada 1 presentaba el tablero y las piezas, la Temporada 2 posiciona a todas las fichas en el tablero para lo que está por venir.

La trama política y social, que incluyen los juegos de poder entre los reyes y magos, y el conflicto racial con los elfos me ha parecido muy interesante. Se basa en el mismo principio que hemos visto en otras franquicias como El Señor de los Anillos y El Hobbit, donde el hombre ataca a lo que es diferente sin molestarse en conocerlo. Y a menudo lo “diferente” suele ser más antiguo y rico que ellos.

Se puede resumir todo lo bueno de la Temporada 2 de The Witcher con una localización: Kaer Morhen. Geralt y Ciri, Geralt y Vesemir, Vesemir y Ciri, Ciri y los otros brujos, la historia de los brujos y su papel en el mundo. Triss Merigold por sus momentos con Geralt y Ciri, y Jaskier por su “nueva” faceta de artista dramático (que contrasta muy bien con su parte más graciosa) son dos personajes que me ha gustado mucho ver a lo largo de la temporada.


Me ha parecido un poco lenta y densa en ciertos momentos (como el pesadísimo Episodio 6) y no quiero ni imaginar el dolor de cabeza que supone para alguien que no ha leído los libros ni jugado a los videojuegos conocer todos los nombres y comprender las implicaciones políticas, sociales y emocionales que no se terminan de explicar, especialmente todo lo que tiene que ver con elfos (y otras razas) y humanos.

En general, creo que la Temporada 2 de The Witcher es una buena temporada, que además ha sabido enmendar algunos errores de su predecesora como la manera de mostrar las diferentes líneas de tiempo. Por un lado, quiero que la serie se centre más en Geralt, Ciri, Yennefer, Vesemir y esa pequeña familia que se ha formado junto al resto de brujos. Por otro lado, la trama del Continente me está gustando y puede resultar muchísimo más interesante en el futuro si saben hilar bien los juegos de poder y meter más leña a la trama racial con los elfos.

Share

Speak Your Mind

*