Archives for septiembre 2020

Hanyou no Yashahime

Ohayo Minna-san, en este último año se ha hablado mucho de la continuación del manga de InuYasha, esta vez es con Hanyou no Yashahime, la historia se centra en las hijas de InuYasha y Sesshoumaru. 

¡Las hijas de Sesshomaru e Inuyasha se lanzan en una aventura que trasciende en el tiempo! En el Japón Feudal, las gemelas mitad demonio Towa y Setsuna son separadas durante un incendio forestal. Mientras busca desesperadamente a su hermana menor, Towa se encuentra un misterioso túnel que la transporta al Japón moderno, en donde es encontrada y puesta al cuidado del hermano de Kagome Higurashi, Sota y su familia.

Diez años después, el túnel que conecta las dos eras es abierto de nuevo, permitiendo a Towa volver a reunirse con Setsuna, quien ahora se ha convertido en una Asesina de Youkais en conjunto con Kohaku. Pero lo peor es que Setsuna parece haber perdido sus recuerdos y ya no reconoce a Towa.

Ahora uniéndose con Moroha, la hija de Inuyasha, y con Kagome, las tres viajarán entre dos eras en una aventura por recuperar un pasado olvidado.

El anime de la secuela de Inuyasha, tendrá una duración total de 24 episodios. El comunicado no confirmó si la emisión será consecutiva. Por otra parte, la serie tiene su estreno programado para el próximo 3 de octubre. 

 

 

Share

Log Horizon retrasará su tercera temporada hasta 2021

A través del sitio web japones de noticias NHK se reveló que la tercera temporada para la adaptación animada de las novelas ligeras Log Horizon, escritas por Mamare Touno e ilustradas por Kazuhiro Hara, se reveló un nuevo visual y se dio a conocer que la serie retrasará su estreno hasta enero de 2021.

Originalmente, la serie estaba programada para comenzar su emisión en octubre de este año.

Anteriormente, se había anunciado que esta tercera entrega será producida por lo estudios Deen y que contará con 12 episodios de duración.

Un año después de que los aventureros fueran transportados al mundo del juego “Elder Tale”, la prosperidad de Akiba comienza a verse amenazada tras la aparición de un nuevo monstruo llamado “Genius”, una lucha de poder entre los aristócrastas de Este y Oeste, y una creciente brecha de poder entre los propios aventures.

Finalmente, la Mesa Redonda, el símbolo de su unidad, hará frente a estos problemas.

Share

La temporada final de Shingeki no Kyojin se estrenará en diciembre

Tras una filtración obtenida de la próxima programación de la televisora NHK, se reveló que la temporada final para la adaptación al anime del manga escrito e ilustrado por Hajime IsayamaShingeki no Kyojin, se estrenará el próximo lunes 7 de diciembre.

 

Share

Mulán 2020. Leal, valiente y verdadera?

La historia de Hua Mulan, la legendaria guerrera china que desafió las convenciones y las leyes de su época y que hoy sirve como ejemplo narrativo feminista, es una de las más estimadas en el antiguo gigante dormido. No sabemos si su balada perdida del siglo VI ni su versión posterior del XI tienen bases históricas, pero eso carece de importancia si lo que nos interesa es el puro viaje del relato. 

Esta última propuesta de Disney es reconocible por el pasado de la película de animación, con ingredientes y detalles que la recuerdan, así como la trama general, por supuesto. Pero, del mismo modo que El rey león (Jon Favreau, 2019)encuentra una identidad propia mediado el metraje, la nueva Mulán se ha decidido por esa virtud. Su gran colorido, como en el caso de Aladdín (Guy Ritchie, 2019), no ayuda a la credibilidad de su ambientación de la Edad Media china, que nos debiera parecer más sucia y no similar a la de un cuento infantil. No obstante, así también nos brindan cuadros hermosos, casi oníricos y de distintos colores, y uno no puede sino admitir que disfruta al contemplarlos.

De esta forma, el personaje de Mulan cambia de forma drástica, ya no se trata de una joven más o menos desvalida que supera sus limitaciones para convertirse en una gran heroína. En su lugar se la presenta como alguien que no encaja en la sociedad de la época y que tiene que abrazar quién es realmente para poder conseguir lo que está llamada a ser. Esa es la auténtica base de esta película y el resto de decisiones, incluso la aparición de algún nuevo personaje, vienen motivadas en mayor o menor medida.

Por lo pronto, el lado más ligero del original animado se sacrifica casi por completo -en sus primeros minutos todavía hay algo, pero luego desaparece- en aras de un enfoque más dramático que haga especial hincapié en el crecimiento de su protagonista sin recurrir en exceso a un apoyo externo. De hecho, el principal paralelismo se establece con la principal aliada (Gong Li) del gran villano de la función, un personaje creado para la ocasión que ayuda a reforzar el viaje de la protagonista, aunque lo haga creando un personaje poco estimulante que además impide dar más cancha al enemigo final.

Ya en la producción original se notaba que Shan Yu era un malvado con presencia amenazante pero un fondo que daba para mucho más de lo que vimos. Aquí en su lugar tenemos al Bori Khan interpretado por un desaprovechado Jason Scott Lee y la verdad es que el cambio es a peor. Más allá de la necesidad de querer vengar a su padre, estamos ante un personaje plano cuyo desarrollo se ha sacrificado para potenciar lo que mencionaba en el párrafo anterior.

Puede antojársenos un tanto ingenua en su solemnidad y en determinadas secuencias de acción orientalizada, sobre todo para espectadores resabiados. Pero esto ocurre más bien en el tramo inicial porque, en adelante, logra que nos metamos hasta el fondo en el espíritu viejuno, severo y honorable de la historia. Y casi no hay lugar para el humor que tan estupendamente había funcionado en la primera Mulán ni, por supuesto, para el verborreico Mushu, solo algunas pizcas. Porque esta aproximación es para tomársela muy en serio, algo muy razonable que la debilita frente a la aventura de Barry Cook y Tony Bancroft, la cual nos arrancaba carcajadas y, al fin, nos conmovía con genuina sinceridad.

El montaje se muestra dinámico cuando corresponde, en escenas de acción o de actividades laboriosas en las que aburriría detenerse demasiado, sereno para las que exhiben la quietud o la consabida gravedad oriental u oportunamente paralelo, dándole vida a una planificación, con cámaras lentas ocasionales, que no suele relucir pero tampoco deja nunca de resultar adecuada. Si bien debe reconocerse que algunos instantes, como aquel en el que Mulán viste la armadura, habían sido ideados mejor visualmente en la película animada. Y el compositor Harry Gregson-Williams (Shrek) cumple con su refuerzo musical y a la hora de dar cohesión al producto con sonidos de Oriente, pero no brilla.

El filme no satisfará mucho a los que gustan del realismo en el cine bélico de las heridas expuestas y las espadas enrojecidas porque aquí no hay sangre ni para hacer un análisis, pero sí a los aficionados a las coreografías de lucha de estilo oriental. Y nos ofrecen una narración diferente sobre el origen de las habilidades de su protagonista, tal vez no más fácil de creer que el de la Mulán de animación pero sí con una impecable coherencia. Y una nueva villana o antiheroína que proporciona cierto reflejo imprevisto, una curiosa perspectiva especular de dos aspiraciones femeninas semejantes en bandos opuestos, para un espectáculo digno que honra a la legendaria guerrera sin maravillarnos.

 

Share

Burn The Witch, lo nuevo de Tite Kubo

Ohayo Minna-san, que de tiempo… Hablemos de lo nuevo de Tite Kubo, Burn the Witch. En el fascículo 36 y 37 de la revista de la editorial Shueisha Weekly Shonen Jump se ha revelado que el el ‘manga’ Burn the Witch debutará en la edición número 38 de la revista. Esta llegará al mercado el 24 de agosto (actualmente ya tiene 2 cap) y contará con la nueva obra de Tite Kubo, como la portada del fascículo. 

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es burnthewitchanime.jpg

Esta obra apareció por primera vez como un ‘one-shot’ en la revista Weekly Shonen Jump del mes de julio de 2018. 

Con la noticia del regreso de Bleach a las pantallas para su arco argumental final, los fans del artista Kubo Tite recibieron mucho más de lo que esperaban con un nuevo trabajo que toma lugar en el mismo universo de los Shinigami. Burn The Witch cuenta la historia de dos brujas que combaten dragones invisibles al ojo del público en la versión occidental de la Sociedad de Almas, Londres Inverso. Ellas trabajan para una rama occidental de la Sociedad de Almas.

El filme, dirigido por Tatsuro Kawano, se estrenará en cines japoneses el 3 de octubre. También se ha confirmado que se transmitirá de forma digital en la plataforma Amazon Prime Video con escenas totalmente inéditas de la versión exhibida en las salas.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es burnthewitchanime2.jpg

Por otra parte, se ha revelado el poster oficial de la película que muestra a las protagonistas Noel Niihashi y Ninny Spangcole.

 

Share

Fruits Basket S2, cada vez más fiel al manga y sentimental.

Miedo, tensión, ansiedad. ¿A qué? ¿Porqué? Da igual. Todos hemos vivido con ello. Convivido con esa horrible sensación asfixiante, que amenaza con abalanzarse en cada esquina. Hay quien vive con ello a diario. Hay quien lo ve distante. Quien lo reconoce. Quien lo oculta, porque parte de ese miedo surge de la propia idea de reconocerlo.

Creo que Fruits Basket es la obra perfecta para acompañar estos días tan duros, de lejanías y miedos. Pero también pienso que la fórmula perfecta de la obra es aquella en la que da una de cal y una de arena. Porque la evolución de sus personajes no se da de forma espontánea, sino que hay un enorme camino a recorrer. Es ese punto medio en el que puedo soportar que su historia me mire a los ojos con intención de hacerme daño sabiendo que antes de que llegue ese punto me enseñará que el miedo tiene un fin.

Me gustan esos momentos de retrospectiva en la que sus personajes reflexionan sobre su pasado, sin ignorarlo, para enfrentarlo y trabajar sobre sus errores. De alguna forma, esta segunda temporada consigue sentirse como una segunda parte al uso, sirviendo como un aviso, una advertencia. Casi parece que la propia obra repita a cada momento un, “eh, es hora de seguir adelante, ¿verdad?”.

El primer arco de Kyo es uno de aceptación personal. Una visita a Kazuma, un espacio íntimo con Tohru; la idea de que puede confiar en alguien. Por su parte, la chica tiene también sus pequeñas complicaciones en el segundo capítulo de la obra, siendo Shigure el responsable de calmar sus ansiedades con esas tiernas metáforas que tiende a esgrimir para servir de apoyo. Porque es tan importante pensar en el futuro como el saber cuando es necesario parar y tomar un descanso.

Sin embargo, es su tercer capítulo y como se enfoca en Yuki lo que me parece más relevante de lo visto hasta ahora. La simple idea de querer conocer más a Ayame, su hermano mayor, es muestra de la constante evolución del chico y cómo decide seguir su propio camino, dibujando un futuro aún lejano pero con objetivos claros. Pequeñas escenas que muestran más de ambos. De cómo uno sufre la soledad y la reclusión mientras el otro sangra la culpa de haber sido partícipe de esos castigos.

Pequeñas escenas que me gusta entender, también, como pequeñas lecciones morales. Momentos tan simples como el de Ayame asegurando a su hermano que no está solo y que jamás será una herramienta son ejemplos de cómo la obra constituye una constante entrega de cariño. Porque, pese a su simplicidad, si se observa con retrospectiva y siguiendo lo que dicta la narrativa de la serie, son momentos que valen por un mundo.

No suele ocurrir el llegar al final de un texto sabiendo que todo lo que ha quedado tras estas líneas es pura subjetividad nacida de la más pura identificación personal. Pero es gratificante. Y lo cierto es que esto es lo que siento que debería significar Fruits Basket para cualquier persona que pase por ella. Porque, de nuevo, Fruits Basket es un corazón primaveral.

Es esa obra que, no importa el cuando ni el donde, siempre está dispuesta a darte un abrazo. No te engañará, el mundo no es de color rosa, pero siempre se puede seguir adelante. Verse reflejado en la obra de Natsuki Takaya es, siempre, algo complejo de describir; un tierno empujón capaz de salvarte en un momento de necesidad.

Lo que está por venir, sinceramente, no es demasiado importante en estas líneas. Con tan solo tres episodios, la segunda temporada de Fruits Basket ha conseguido definir por completo lo que la hace especial, apuntando a la idea de “seguir avanzando” con su particular dosis de dulzura. ¿Lo que nos espera? Mentiría si no reconociese las ganas que tengo de verlo. Mentiría también si dijese que Takaya y su obra son todo un referente a la hora de hacerme sentir mejor cuando lo necesito. Me parecería injusto pedirle más y, sinceramente, espero que puedas compartir ese sentimiento si has llegado hasta estas líneas.

 

Share