Assassins Pride, Primeras Impresiones.

 

Ohayo Minna-san nuevamente aquí, comencemos a destripar esta historia, digo a hablar de este anime. Desde que vi la imagen promocional y luego la sinopsis quería ver este anime, realmente quería hacerlo, pero nada más comenzar a ver los primeros minutos me quede con la boca abierta…. Por un lado, tenemos a Kirito y por otro tenemos a Louise de Zero no Tsukaima, pero sin ser tsundere. Por otro lado, de momento conocemos que hay gente mala que quiere matar a la niña debido a cosas. Esta sería la sinopsis simplificada por mí.

Partiendo de esta premisa, se nos presenta un universo sorprendentemente nuevo, lo más sorprendente es sin duda que no es un isekai. Sin querer faltarle el respeto al género dominante del anime de los últimos 2 años, que no sea un isekai le da puntos. ¿Que si Assassins Pride fuera un isekai no habría que cambiar ni un 3 % del guion para que tuviera sentido? Sí. Pero no lo es, así que suma puntos.

Este mundo desde el primer capítulo se nos explica un funcionamiento con estratos sociales y que el mundo en sí es una lámpara. Sí, una lámpara. Y todo lo demás es negro. Además, hay distintos usuarios de maná, también divididos en su manera de utilizarlo, como paladines o samuráis. Esto último podría dar mucho juego, pero de momento solo ha servido como origen de complejos para la protagonista.

En estos tres primeros capítulos se nos han presentado a multitud de personajes, todos ellos con personalidades arquetípicas. Kirito, ejem digo Kufa (vamos digan la verdad también pensaron que se parecía) es un joven intensito y distante, hasta que la loli protagonista Merida (no la de Brave, ojala), es un ser que se esfuerza y que merece vivir. O que le va la loli. Ya sacaréis vuestras propias conclusiones. Entonces pasa a ser un joven empático que la ayuda en las distintas peleas que se suceden durante los 3 primeros episodios.

Merida es una joven sin talento para el maná, que sufre el clásico bullying en su instituto de niños ricos, pero no se da por vencida. Ni aunque su padre la odie. Ella lo sigue intentando, aun poniendo su vida en riesgo. En el transcurso de estos 3 capítulos, evoluciona con sus poderes, y se desarrollan sentimientos hacia Kufa.

El rápido desarrollo de sentimientos amorosos por parte de los protagonistas le quita el 50 % de la gracia que podría tener este anime. Mucho tendrá que profundizar la trama de la conspiración del padre de Merida para que termine de enganchar en los próximos capítulos.

A parte de los dos tortolitos tenemos a su compañera/amiga del colegio, la cual en realidad es —para sorpresa de nadie— una muchacha tóxica y envidiosa que disfruta humillando a Merida; a Elli, la prima de Merida, que es una joven callada y tímida que dice 2 frases en lo que llevamos de serie, pero dejan caer que va a ser un personaje importante; y al padre de Merida, que es mala persona y punto.

No quiero ni hablar de los malos, o sea es un anime de fantasía, sabemos que va a tener de lo mismo con lo mismo y no quiero estresarme… En líneas generales, Assassins Pride no es una serie mala. Es entretenida y se intuye un buen trasfondo que se irá desarrollando en los próximos capítulos. Otro cantar son los personajes, de momento les falta madurez y personalidad.

Share

Speak Your Mind

*