Doukyonin wa Hiza, Tokidoki, Atama no Ue

Ohayo Minna-san, hablemos hoy de Doukyonin wa Hiza, Tokidoki, Atama no U, cuenta la historia de  Subaru Mikazuki un novelista que sufre el defecto de ser excesivamente tímido, lo que hace que le cueste mucho relacionarse con otras personas. Un día encuentra en la calle a un gato al que han abandonado en la calle y sobrevive como puede. Ambos forjarán amistad y acabarán viviendo juntos, contándonos esta serie su día a día a través tanto de los ojos del humano, como de los ojos del gato. Pequeños momentos que pueden parecer triviales al espectador, pero que al ir uniéndose, hace que ambos sientan que tienen un amigo de confianza en el otro y sean felices.

Es de sobra conocida la fascinación que siente el pueblo japonés por los gatos. Por eso no es de extrañar que estos entrañables y misteriosos animales se encuentren en multitud de mangas y animes.

El anime que nos ocupa nos muestra una historia costumbrista que mezcla drama y comedia en la que el destino cruza a ambos protagonistas tras haber pasado momentos difíciles. De esta forma asistimos al comienzo de una convivencia en la que la entrañable y traviesa Haru debe lidiar con su nuevo “compañero de piso” Subaru. Esta nueva etapa le enseñará a salir de su aislamiento, a confiar en sus amigos y finalmente ver la vida de otra manera en la mejor de las compañías.

Personalmente creo que el anime es una delicia. La mezcla de drama y comedia aporta un contraste creíble y efectivo, con momentos divertidos y alguno un poquito más triste, pero siempre creíble. Cualquiera que haya convivido con gatos se sentirá completamente identificado con muchas de las situaciones aparecidas en la serie. Haru es absolutamente entrañable por lo traviesa y desgarbada que es, sin olvidar sus momentos “kawaii”. Esto en gran medida es gracias al buen hacer de la seiyuu que le da voz, Haruka Yamazaki. La parte de Subaru es algo más anodina pero es todo un acierto que la mitad de cada episodio se dedique a contar el punto de vista (muy diferente) de cada uno de los protagonistas, y ahí es donde radica la gracia.

A nivel técnico la serie cumple perfectamente sin hacer grandes alardes. El diseño de Haru y del resto de mascotas que aparecen, así como sus expresiones están muy cuidados y son realmente bonitos. En cuanto al plantel de humanos destaca el bello diseño de Nana. También merece la pena destacar el estupendo, gracioso y pegadizo opening que presenta estupendamente la serie. El resto de la banda sonora no es especialmente destacable.

Creo que este anime ha sido una de las sorpresitas de la temporada. Un anime ligero, entrañable, con un buen diseño que hará las delicias de los amantes de los gatos y entretendrá a quienes no convivan con uno (o un par).

Si bien es cierto que tocan temas serios como la pérdida de un ser querido, la independencia, poder sobrevivir uno solo sin ayuda y conseguir formar una familia desde cero; pensaba que iban a añadir más toques de humor a la trama. En cambio, han tirado más por el drama y querer tocar el corazoncito de los televidentes, cosa que no esperaba y no ha terminado de convencerme. Podrían haber creado situaciones la mar de divertidas con el gato y no ha sido así.

Quisiera destacar algo muy curioso del anime, y es que la historia la cuentan desde dos puntos de vista distintos. Empieza el episodio desde la perspectiva del humano y, cuando llega la mitad del capítulo, cambia la cosa y te vuelven a contar la misma historia pero desde el punto de vista del gato. De esta manera podemos saber qué piensa cada uno y cómo viven la misma situación pero de forma totalmente distinta.

El apartado técnico de My Roommate is a Cat tiene un nivel correcto y se nota que le da énfasis a los numerosos gatos que aparecen. Cada uno de los gatos está muy bien personalizado y diferenciado tanto por la propia raza, como por su carácter. Por otro lado, el apartado sonoro no tiene nada destacable. El anime utiliza melodías sencillas que sirven de acompañamiento a la trama y tanto la canción de apertura como de cierre del episodio son lentas y costumbristas que casan bien con el anime.

 

 

Share

Speak Your Mind

*